Etiquetas

, , ,

Este truco me lo explicó mi compañero manitas de reparacion de electrodomesticos. Resultó que para arreglar una batería hay que meterla en el congelador. Me sonó a historia de leyenda urbana de las buenas. Mas como aún no había llevado mi vieja batería al punto limpio ¿qué puedo perder? Y ahí la puse, entre los tuppers de macarrones y los de albóndigas.

bateria portatil

Me había olvidado de ella hasta el momento en que un día tuve antojo de albóndigas. Como información secundaria, os afirmaré que tarda más en descongelar un tupper con macarrones que una batería de ion de litio. Cuando recobró su temperatura normal, la sequé bien y la conecté nuevamente al PC. Acá es donde viene la información primordial, por si acaso no os habíais dado cuenta: No es una historia legendaria urbana, el truco del congelador funcionó.

Mi vieja batería había recuperado una estupendísima hora de autonomía. Es posible que una hora os parezca poco, mas mi portátil es muy pequeñín, como la batería, y siendo nuevo del coja apenas duraba una hora y media; hora y cuarenta minutos como máximo. Esto es, recobrar una hora de funcionamiento no es poca cosa.

Esto es válido, según lo que parece, para todas y cada una de las baterías cuya tecnología es “ion de litio”. Así sea una de un portátil o bien de un teléfono de esos que se pasa de listo. No sirve para otras baterías, como las “de níquel”. Cuidado con esto, que en internet hay mucha confusión con este punto: El auténtico profeta es el del ion de litio. Y de eso comprendo, que asimismo he seguido a muchos.

Por si acaso estáis en mi misma situación, y os agradan los platos fríos, acá va la receta:

Ingredientes:

  • Una batería de ion de litio. Da lo mismo que sea grande o bien pequeña, lo esencial es que esté madura. Tan madura que apetezca tirarla.
  • Un congelador.
  • Una bolsa de plástico de cierre hermético, de las que se emplean para congelar.

Se pone la batería a cargar hasta media carga. Ojo, esto es esencial. Si se mete en el congelador absolutamente cargada, la batería puede corroerse interiormente y quedaría inútil por siempre. Y sin carga de ningún género asimismo se puede deteriorar.

Apagas el PC, sacas la batería y la metes en la bolsa. Cierras la bolsa herméticamente. Esto es a fin de que no le entre humedad en el congelador.

Se pone a congelar; 3 o bien 4 días, por lo menos.

Pasado este tiempo, se saca y se deja descongelar a temperatura entorno. Secamos bien cualquier humedad residual ya antes de regresar a poner la batería en el portátil.

Una vez conectada al computador, y con él encendido, la conectamos a la red a fin de que se cargue totalmente.

Cuando el PC me indique que está absolutamente cargada, lo desconectamos de la red y dejamos que funcione solo con la batería. Acá ya debemos apreciar que dura más que ya antes.

Dejamos el PC en marcha hasta el momento en que la batería se descargue totalmente. Esto es esencial. El primer ciclo de la batería tras su destierro siberiano ha de ser de carga y descarga completa.

La volvemos a enchufar hasta el momento en que se cargue totalmente y, desde ahí, proseguimos utilizando la batería y el PC como hacíamos siempre y en toda circunstancia.

Esto a veces no funciona, por ejemplo mi compañero de reparacion aire acondicionado lo probó con su portátil y no obtuvo ninguna mejora.

Anuncios